Síntomas

El cáncer de ovario es difícil de detectar, especialmente en las etapas tempranas, debido al hecho de que sólo son afectados los ovarios, ya sea uno solo o ambos.

Los síntomas del cáncer de ovario son muy comunes, típicos de molestias o enfermedades muy normales y nada grave, pero

ante su persistencia en el tiempo, SIN MEJORA ANTE TRATAMIENTOS ADECUADOS O, ANTE LA FALTA DE UN DIAGNOSTICO CONCRETO Y CERTERO RELACIONADO CON LOS SINTOMAS COMUNES, conviene sospechar de la probable existencia de esta enfermedad y consultar al ginecólogo lo antes posible.

Algunos de estos síntomas son:

  • Dolor o molestia abdominal o pélvica
  • Leves pero persistentes molestias gastrointestinales, como gases, nauseas e indigestión.
  • Alta frecuencia y/o urgencia de orinar en ausencia de infección.
  • Inexplicable aumento o pérdida de peso.
  • Distensión o sensación de inflamación pélvica o abdominal.
  • Sensación de estar lleno rápidamente.
  • Dolores de espalda o contínuo e inusual cansancio.
  • Injustificados cambios de hábitos intestinales.
  • Pérdida de apetito.
  • Dolor durante relaciones sexuales.
  • Hemorragia anómala no menstrual.

Estos síntomas pueden ser confundidos con malestares gastrointestinales, premenopausia, o simple debilidad o cansancio, y muchas veces no se les da importancia.

SI ESTOS SINTOMAS PERSISTEN EN EL TIEMPO, A PESAR DE TRATAMIENTOS, O SIN JUSTIFICACION ALGUNA, PUEDE EXISTIR UN ALERTA TEMPRANA DE CANCER DE OVARIO.

POR ESO ES MUY IMPORTANTE QUE TENGAS EN CUENTA ESTOS SINTOMAS, QUE HABLES CON TU GINECOLOGO SIN TEMOR Y CON CLARIDAD, SOBRE ESTA ENFERMEDAD