Detección temprana

Antes que nada, es necesario que quede bien claro que el PAPANICOLAOU y la COLPOSCOPIA NO DETECTAN EL CANCER DE OVARIO.

Ambos exámenes se realizan para detectar lesiones en el CUELLO UTERINO, VULVA Y VAGINA.

Más allá de esos exámenes, toda mujer debería realizarse anualmente un examen ginecológico que SIN EXCEPCION incluya:

  • 1. Un examen pélvico vaginal, para palpar la probable existencia de algún bulto no normal.
  • 2. Una ecografía transvaginal.
  • 3. Un análisis RUTINARIO en sangre del marcador CA-125, que determina el nivel de la proteína producida por las células del cáncer de ovario.

ES MUY IMPORTANTE QUE HABLES ESTE TEMA CON TU GINECOLOGO.

Siendo el CA-125 un test importante, no es siempre preciso, y es por este motivo que debe complementarse con los otros estudios mencionados, o los que el médico considere.

Algunas enfermedades no cancerígenas de los ovarios aumentan los niveles de CA-125, y algún cáncer de ovario no produce un alto nivel de ese marcador, como para considerarlo positivo.

Al día de hoy, es posible incluir los análisis mencionados en todo chequeo anual, ya que, como se expresa anteriormente, no es imprescindible estar dentro de los factores de riesgo mencionados para sufrir cáncer de ovario.

Si uno o más de los 3 exámenes da positivo, se deberían realizar, si se considera, estudios más detallados para obtener un diagnóstico lo más preciso posible.

Se siguen realizando investigaciones para desarrollar métodos de prevención y detección más certeros.

Por eso es importante solicitarle al médico la realización de estos análisis, ya que normalmente no son considerados por el profesional.